05 febrero 2013

Leonardo da Vinci, “Mona Lisa”, 1539




Pintor: LEONARDO DA VINCI
Título: “Mona Lisa”, el cuadro más famoso del mundo.
Técnica: Temple sobre madera
Año de realización: 1539
Medidas: 82,5 X 53 cm
Arte y Pintura del renacimiento
La obra se encuentra en:
MUSÉE DU LOUVRE, PARÍS FRANCIA

Biografia y obra de Leonardo da Vince. Leonardo nació en 1452, en Vinci, poblado cercano a Florencia, hijo ilegítimo de un notario y de una campesina, y pasó su infancia en el hogar de su abuelo. De joven, fue contratado por la Corte de los Médicis y trabajó en los famosos jardines de la Piazza San Marco, rodeado por la magnífica colección de obras de arte que el príncipe había reunido. Los más grandes artistas de la época convergían allí, incluidos Verrocchio, Pollaiuolo, Botticelli, Filippino Lippi y Ghirlandaio, todos empleados y protegidos por Lorenzo el Magnífico. Leonardo se afilió al Gremio de pintores en 1472 y entró en el taller de Verrocchio. Éste era pintor, escultor, joyero y arquitecto, y Leonardo colaboró con él en varias obras, incluido el Bautismo de Cristo, para el que Leonardo pintó aparte el paisaje. Leonardo se marchó de Florencia a los treinta años y dejó tras de sí dos cuadros no terminados, la Adoración de los Magos y San Jerónimo. Lorenzo de Médicis envió a Leonardo a Milán, en 1482; allí fue contratado para la construcción de puentes, catapultas, minas, vehículos armados, y otros ingenios bélicos.

También estuvo muy ocupado trazando los planos de nuevos palacios y realizando retratos de la nobleza. Leonardo abandonó Milán en 1499, después de haber terminado una serie de retratos y la Última Cena en la iglesia de Santa María delle Grazie. Hasta 1506, tuvo su cuartel general en Florencia, pero viajó extensamente, incluida una visita a Mantua, donde pintó el retrato de Isabella d'Este.

En 1502, fue contratado por César Borgia para inspeccionar y mejorar las fortificaciones de la Romagna. Durante este período, Leonardo empezó su Santa Ana y pintó Mona Lisa. En 1506, Leonardo abandonó Florencia y regresó a Milán, donde fue bien acogido por el gobernador francés, Charles d' Amboise. En 1513, fue a Roma (a los sesenta y un años de edad) y entró al servicio de Giuliano de Médicis, hermano del Papa León X. Leonardo se dedicó a la arquitectura y a proyectos de ingeniería, y también a escribir lo que más tarde utilizó en su famoso Tratado de la pintura. En 1517, fue a Francia, donde gozó de la compañía del rey, Francisco I, en el chateau de Saint-Cloud, n¡my honrado por cuantos le rodeaban. Murió allí, en 1519.

Leonardo da Vinci destaca entre los maestros del Renacimiento. Como pintor y escultor, enriqueció el mundo con una nueva concepción de la belleza. Sobresalía en filosofía, anatomía, arquitectura, ciencias e ingeniería, concebía teorías y realizaba experimentos, los más originales de su época. En la obra de Leonardo hay un inspirado manejo de la línea, una calidad viviente en la luz que juega en los rostros, y una atmósfera cargada de misterio que nadie había sido capaz de sugerir antes que él. Los demás artistas de su época describieron el mundo como reprimido, fijo y circunscrito. Leonardo se dedicó a romper el caparazón y a evocar el movimiento, y sus sombras dan a las formas una infinidad de matices. Las libretas de notas de Leonardo contienen grandes cantidades de informes y de consejos, basados en sus investigaciones, experimentos y observaciones durante un período de muchos años.


Analisis de la obra mas visitada y famosa del mundo, La "Mona Lisa". 


·         Mona Lisa es uno de los cuadros más famosos del mundo. La modelo para este retrato fue probablemente la esposa del florentino Francesco del Giocondo. Leonardo trabajó esporádicamente en el cuadro, según tenía por costumbre, durante un período de cuatro años. Creía en la idealización y escribió que utilizaba las facciones más correctas de diversas personas para hacer un retrato compuesto, lo que probablemente es el caso aquí, en que utilizó modelos para las manos y el torso. Este cuadro ha originado más comentarios que cualquier otro en la historia del arte occidental. Cual una esfinge, Mona Lisa mira hacia las profundidades infinitas de un paisaje que se diluye en un resplandor verde azulado, mientras lo baña una luz ultraterrena. Leonardo, utilizando sus conocimientos y su talento, incorporó en Mona Lisa su sutileza de modelado, su complejo refinamiento y precisión, su penetración psicológica y su conocimiento infalible de la estructura humana. 

No hay comentarios :